Seleccionar página

La marihuana necesita un ambiente cálido para su desarrollo. Es de ese tipo de plantas a las que les va el calorcito, concretamente una temperatura estable en torno a los 25 o 26ºC. Cuando conseguimos que nuestro espacio de cultivo tenga una temperatura en la que las plantas están a gusto, logramos que su desarrollo sea el adecuado y que nuestra cosecha esté encaminada a convertirse en todo un éxito.

Vía Yerbaguena

Leer más

Related Post