En el mercado nos encontramos dos tipos básicos de balastros o reactancias: los electromagnéticos y, ya más recientemente, han aparecido los electrónicos. Dentro de cada grupo los vamos a encontrar para diferentes potencias, pero, habitualmente, los más usados son los de 400 W y los de 600 W.

Desde el equipo de Ganeshgrow queremos responderos a la pregunta más obvia que a todos se nos puede pasar por la cabeza: ¿qué diferencias hay entre uno y otro? Pues bien, la diferencia más importante es que los electrónicos los puedes adaptar para diferentes potencias. Es decir, mientras que la potencia que te va a soportar un balastro electromagnético ya viene totalmente determinada (por ejemplo 600 W), los electrónicos van a ser regulables. De este modo un balastro electrónico de 600 W nos va a permitir regularlo no solo para soportar 600 W, sino también 250 W, 400 W o 600 W.

Vía: ganeshgrowshop

Leer más

 

Related Post