Las semillas de la variedad sativa provienen de países con un clima cálido, como México o Colombia. Estas semillas tienen la pega de necesitar más tiempo para crecer y florecer, con lo que podremos obtener nuestra cosecha en unas doce semanas, dependiendo de la variedad y el lugar donde se cultive. Permiten el cultivo tanto en interior como en interior. Son una de las semillas más apreciadas por sus características medicinales: tienen un efecto eufórico y ayudan a los enfermos a combatir sus dolores y poder llevar una vida normal a diario. Estimulan la creatividad y también son de gran ayuda en la lucha contra la depresión. Permiten hacer una vida normal con su consumo diario.

Vía The Grow House

Leer más

Related Post