Seleccionar página

Los escritos más antiguos que se conocen sobre el consumo de cannabis proceden del emperador chino Shen Nung en 2727 a.J.C. Dependiendo de las culturas, se observa un uso profano o religioso. Se cultivó por primera vez en Asia y fue utilizada en la India en el 2000 a.J.C. en ceremonias religiosas donde se veneraba la planta, denominándola “fuente de felicidad y de vida”; las tradiciones brahmánicas posteriores consideraban que su uso agilizaba la mente, otorgaba salud y concedía valor, así como potencia sexual. Otros testimonios escritos sobre su uso en Oriente Medio datan del 500 a.J.C. y en estudios realizados por Creighton y Clay sugieren que en el Antiguo Testamento se hace referencia al cáñamo.

Su cultivo se extendió de forma importante papa la fabricación de cuerdas, alpargatas, sacos, tejidos, etc… Además de las semillas se extraía un aceite que se utilizaba para la fabricación de pinturas y jabones. Los celtas europeos, antes de conquistar Roma, tenían grandes extensiones dedicadas al cultivo del cáñamo. Había una práctica general muy extendida que consistía en arrojar trozos de hachís sobre brasas y piedras calientes e ir respirando el humo que se desprendía. También existió un vino “resinato” compuesto de resina de cáñamo.

Vía Rojo Semillas

Leer más

Related Post