Muchas veces puedes observar que tus plantas no tienen la apariencia que deberían. Posiblemente se deba a algún problema con las hojas de marihuana. No te asustes, no es algo grave. Lo primero que debes hacer es detectar el problema y saber porque las hojas han adquirido ese color no deseado.

En primer lugar, comprueba que las condiciones ambientales de la zona de cultivo son las idóneas. Algunas veces, la falta de ventilación, la iluminación o la temperatura y la humedad no son las correctas. En este enlace te explicamos los errores más comunes que suelen ocurrir cuando se cultiva en interior.

Vía: Cogolandia

Leer más

Related Post