Cosechar lo sembrado es, para muchos cultivadores el mejor momento de su cultivo. Es el momento en el que el cultivador puede recoger los frutos de su labor. Pero éste no es el último paso. Es necesario un secado y curado para hacer de nuestra cosecha una producción de alta calidad. Desde Alkimia Talavera te ayudamos con estos consejos:

Durante el secado, puedes perder, conservar, o aumentar el olor, sabor o potencia de tu cultivo. Un mal proceso de secado puede incluso estropear por completo la producción. Es un proceso terriblemente lento, pero el paciente cultivador se verá recompensado con una cosecha que tendrá un mejor sabor. Durante el proceso de secado, el contenido de agua de los cogollos debe reducirse del 75% al 10-15%. Habitualmente esto tarda de unos 10 a 14 días. El método más usado consiste en cortar las ramas con los cogollos, recortar las hojas y colgarlas boca abajo en una habitación o armario. Hay que evitar que las ramas se toquen entre sí para facilitar un secado homogéneo y evitar que le salga moho. Lo mejor es librarse de la mayor parte de la humedad durante los 3 primeros días.

Vía: Alkimia Talavera

Leer más

Related Post